Aurora

Yo solo sé que escribo para no olvidarme de donde vengo,
Para recordar que un día prometí que lucharía por mis sueños.
Y mis sueños también son mis recuerdos…

“Si el río Aurora pudiera hablar, recitaría en un susurro los secretos que yacían en el gran fundo El Ocaso. Sus aguas heladas golpeaban las enormes piedras en las orillas, que formaban grandes pozos de aguas cristalinas. 

Precisamente en la cima de una de las enormes piedras, la doña Cavielli se desnudaba exponiendo sus formas curvilíneas ante aquel universo. Allí recordaba las muchas veces que aquel río había sido testigo silencioso de sus lágrimas y noches de pasión desmedidas.
—Tantos recuerdos en este valle de lágrimas.”

Fragmento de “La Maldición de Cavielli”

 

Ya es viernes. Feliz fin de semana.

روتزه

 

 

 

12167275_10153071570321035_1886380206_n

Descubre la “La Maldición de Cavielli”

Saga-Cavielli | Reseñas