… en Las Vegas

Hace dos años viajé a Las Vegas, nunca pensé que estar en esa ciudad me iba a afectar a tal grado de lloriquear. Lloré hasta que se me acabase las lagrimas.
Fue en Las Vegas que yo tomaba mi decisión de luchar por mis sueños: él murió sin cumplir los suyos y yo estaba precisamente viviendo sus sueños (Pero bueno, esa es otra historia).

La vida es de los valientes, de los que se atreven a luchar por sus sueños.
Yo tengo uno que empezó en este mi espacio y hoy les quiero agradecer por estar al otro lado de la pantalla, leyendo mi aventura en esta vida…
Una aventura que acaba de empezar y que da para más.

 Gracias, a todos por tanto apoyo y cariño.

¿Y tú? ¿Estás viviendo tus sueños o los sueños ajenos?

روتزه

las-vegas-680953_1280