Me aprisionó en su pecho, me beso con la urgencia de sus labios,

sus manos recorrían el talle de mi cuerpo.

No pude contenerme, me dejé hacer, respondí con la misma pasión.

Tantos años había deseado este momento.

El amor que había guardado dentro de mi ser, me traicionaba en aquel instante.

Tomé su rostro con mis manos…

Quise decir tantas cosas, preferí callar.

Me negaba aceptar la verdad. Yo había esperado tantos años en silencio.

Y ahí lo tenía, en un beso que cambió todo para siempre…

روتزه

un instante

21 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s