Aprender

Aprender a decir “NO”

sin culpas y sin miedos.

Querer agradar a todo el mundo

ya es un desgaste emocional.

Una sola palabra bien intencionada puede ser

tergiversada.

Porque hasta las palabras son armas de doble filo

como el silencio que también hiere de formas

insospechadas.

Aprender a escuchar en silencio

lo qué guarda tu alma.

 

روتزه

fantasy girl