A una persona muy especial

No hay mayor privilegio que haber nacido en el cumpleaños de mi madre, una casualidad maravillosa que me ha regalado la vida.

No podía dejar pasar la oportunidad de expresar el amor infinito a esa mujer que me trajo al mundo y decirle desde mi mundo de sueños:

Gracias por siempre contar contigo en aquellos momentos que tanto me hace falta tu presencia.

Gracias por regalarme esos días maravillosos que compartimos juntas, como no lo hacíamos desde que era muy niña.

Gracias por compartir conmigo tus historias, tus alegrías, tus tristezas.

Gracias por ser la mejor de las amigas. Gracias por ser como eres.

Y en la distancia, siempre te llevo en mis pensamientos.

Feliz Cumpleaños Mamita.

روتزه

pinturas-de-madres-con-sus-hijos (4)