Entre una lágrima y un suspiro

Puedo fácilmente evocar nuestras tardes de locura en el refugio de los enamorados; nos devorábamos a besos como si el mundo se acabará…

No existía nada; más que nuestros cuerpos. El aliento se nos iba en un último suspiro clamando por nuestro gran amor.

Me pertenecías en cuerpo y alma.

Porque fuiste mío, insaciablemente mío.

Hoy lo recuerdo…

Entre una lágrima y un suspiro.

روتزه

the lovers

Click para escuchar la melodía.