Tambores resuenan al compás del vaivén de caderas, ante la atónita mirada del príncipe de arenas. La dama de la noche observa a la mujer del velo, danzando como cobra seduciendo a su presa.

Arqueo de caderas y brazos serpentean, cautivando al caballero de oriente. El ritmo de la melodía aumenta y un velo desliza dibujando las curvas de una ninfa. El viento seducido por la odalisca, enreda los oscuros cabellos trenzados en hilos de oro.

Cruce de miradas, duelo de fieras, y un vientre ondula al unísono de la exótica sinfonía arabesca. Brazos que alzan rindiendo homenaje a la luna… La ninfa parece volar.

“Entre dos mundos me encuentro, en mis venas llevo parte de ti, parte de mí. Dos culturas opuestas, un solo corazón y un solo sentimiento”.

روتزه

Arabian Nights

 

Harem – Belly Dance

24 comentarios

  1. Una oda al encuentro cultural y su yuxtaposición.

    Una prosa sutilmente evocadora, remite a los ancestros y tiene un toque sensual también.

    Muy bien hecho Rotze, querida amiga.

    Un abrazo y espero que tengas un excelente fin de semana,

    Aquileana 😉

    Me gusta

  2. Es un relato precioso Rotze, con la sensibilidad de todo cuanto escribes. En cuanto a las diferencias culturales, siempre son abismales y más si vienen de los paises Árabes. Un abrazo grande! Y un besote!

    Me gusta

      1. Con razón eres tan guapa, es esa mezcla árabe. Feliz domingo ya concluido. Aquí ha estado todo el día lluvioso. Dia de invierno, frío, lloviendo a cántaros. Besos y buenas noches!

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s