Nostalgia

“Hay momentos en la vida en los que la única manera de salvarse a uno mismo es muriendo o matando” Nos dice Julia Navarro en su último libro “Dispara, yo ya estoy muerto”.

Una frase que me dejó pensando, en que hay momentos en la vida que uno quisiera morir, quisiera tomar la justicia con nuestras propias manos, vengar la sangre inocente y la desdicha que empaña toda nuestra existencia.

Momentos que quedan tan grabados en nuestra alma, que a veces uno piensa que está muerto en vida.

¿Se puede perdonar una infamia?, ¿Se puede seguir creyendo en la justicia divina? ¿Se puede seguir viviendo con ese vacío el corazón?…

Tantas preguntas, tantas respuestas.

Se puede vivir, pero no se puede olvidar. Se puede respirar mientras no se pierda la fe. Porque sin fe, no hay esperanza y sin esperanza no hay paz.

Uno tiene que seguir viviendo y disfrutar del regalo divino que es vivir y soñar.

روتزه

Nostalgia