Divagando en mis pensamientos

Desperté con la sensación de haber estado justo en aquel momento en que mi vida cambió para siempre. Un antes y un después permanece en mi memoria. Sueños que me hablan de las posibilidades que el destino trazó en mi camino y aquellas que desaparecieron con el pasar de los años.

Me es inevitable pensar aquellas palabras. “El hubiera no existe”. “El hubiera no existe”.

Estoy aquí en el ahora, en el presente, entre dos mundos, dibujando posibilidades, divagando en mis pensamientos y buscando la última pieza que encaje con esto que es mi vida y mis grandes sueños.

Quisiera pensar que no tengo conocimiento alguno y que la verdad está justo frente a mis ojos e imaginar que el universo confabula a mi favor para desencadenar ese anhelo que está exactamente donde quiero que esté.

روتزه

Tiempo