LA VIDA EN ROSA

Cuando se tiene 18, uno cree tener el coraje de un guerrero, el conocimiento de un sabio y la experiencia de un adulto. Y es que vemos la vida de color de rosa. No escuchamos ni consejos ni advertencias. Vamos por ahí tratando de comernos el mundo. Y creemos que somos capaces de dominar cuanto se nos apetezca.

El tener 18 es la edad donde el miedo no existe, no sabemos que nuestros actos tienen consecuencias, y tampoco que el tiempo no perdona nuestras inclemencias

Y ahora cuando no tenemos 18, tenemos el coraje, el conocimiento y la experiencia. Ahora cuando sabemos que el tiempo pasa factura a todos nuestros actos. No podemos vencer a eso que tanto miedo nos da.

“Los prejuicios”

روتزه