Contemplar el mar

Contemplar el mar es como contemplar a quien se ama
Y el azul de las aguas del pacífico me envuelven
Como las caricias prohibidas de un amor…
Contemplar el mar, es como contemplar aquellas noches de pasión
Entre sabanas blancas, de esas que añoré tantas veces.

Y un torbellino de emociones amenaza en estallar dentro de mí.
Puedo sentirte como el agua con sal en mi piel.
Muy dentro de mí.

Contemplar el mar, es como mirarte a los ojos
Tal como lo imaginamos una vez.

13 comentarios

  1. El mar… vestido del color azul pacífico o de verde turquesa… el mar… con ese traje para las tardes… gris marengo, oscuro, pero muy cálido y elegante, y que en los días sin luna se enfunda su traje negro para que en una noche de verbena… queden los dos solos, él, ella y la luna llena…
    Puedes deleitarle su mirada con una camisa de rayas finas, en azul o en blanco para jugar entre sus olas, pero una vez saborees su dulce sabor salado… ya nunca lo olvidarás…
    Ains el mar… seguro que estaría encantado de leerte…!

    besets desde molt lluny… de color blau.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s